jueves, 22 de enero de 2015

Arándano rojo

Hola a todos!!! Cómo lleváis la semana?? llevo tiempo queriendo hablaros de los arándanos rojos y como siempre, lo voy dejando, lo voy dejando...y de pronto un día me acuerdo y me digo: De hoy no pasa!!!


El arándano rojo es un fruto muy conocido sobre todo por sus propiedades para cuidar y tratar las vías urinarias.
Se trata de un fruto pequeño de color rojizo, su sabor no es muy agradable, por lo que no es fácil encontrarlo en los supermercados, sin embargo podemos adquirirlo en forma de polvo (Como en este caso), en zumos, desecados...etc

Son muy ricos en antioxidantes, principalmente en antocianina, que le da ese color rojo tan apetecible (el mismo compuesto de las frutas y verduras con tonalidades rojas, lilas y azuladas, como la col lombarda ,las uvas, fresas, frambuesas...por ejemplo). Este antioxidante destaca por reparar las lesiones que sufre el interior de nuestros ojos, causados por los radicales libres y la luz del sol.

Actúa  aumentando la circulación sanguínea en el caudal del ojo y haciendo que lleguen más nutrientes a las células. Ayuda a que nuestros ojos se adapten mejor a los cambios de luz, sobre todo a que se adapten mejor a la falta de luz durante la noche.

Como ya dije, activa la circulación sanguínea, hace que nuestros vasos sanguíneos se dilaten y se fortalezcan, y  así la sangre fluye más fácilmente por nuestro organismo. Por ello contribuye al tratamiento de enfermedades relacionadas con la circulación (arteriosclerosis, varices...)


El ácido gálico que posee, tiene propiedades antiespasmódicas, antidiarreicas y antivomitivas. Este ácido evita que las bacterias dañinas proliferen y por lo tanto protege nuestro aparato digestivo. Es muy recomendable para personas con digestiones difíciles y pesadas.

Pero, sobre todo, destaca por sus propiedades para mantener sanas nuestras vías urinarias, para prevenir y tratar las infecciones de orina y las piedras en el riñón. Gracias a que contiene ácido hipúrico, nuestra orina se hace más ácida y hace imposible la vida de muchas bacterias que dañan nuestro organismo y por lo tanto estas bacterias, al no sobrevivir, no liberan el amoniaco causante de las infecciones y del mal olor de la orina en estos casos de infección.

De la misma manera, al hacerse más ácida nuestra orina, ésta disuelve el oxalato de calcio (de lo que están formadas las piedras en los riñones).

Es un remedio natural altamente efectivo, y sus frutos no tienen efectos secundarios (Cuidado si usáis las hojas!! Contienen arbutina y en dosis excesivas resulta dañino)

Las capsulas de arándano roho las podéis encontrar en las herboristerías, parafarmacias y farmacias. Hay un montón de casas que se dedican a su fabricación, y dependiendo de cual elijáis la dosificación variará dependiendo de la concentración de fruto que lleve. De todas formas eso se especifica siempre en el prospecto o etiqueta.

Los zumos de arándano son una opción muy cómoda y además muy ricos. A mi me gusta especialmente el de mercadona, que además lleva saúco que ayuda a desinflamar y cicatrizar las pequeñas heridas que se produzcan por las bacterias ( muchas veces las infecciones de orina van acompañados de sangre, si hay sangre, hay herida).



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...