lunes, 27 de enero de 2014

Mantecados artesanos

Hola de nuevo!!! Aunque ya se han pasado las fechas, aún me quedan un par de recetas navideñas por compartir con vosotros.

Este año hicimos los tradicionales mantecados, la verdad es que no son demasiado laboriosos y el resultado es estupendo en cuanto a sabor. Además no hay nada más gratificante que hacer uno mismo las cosas.


La receta es muy facilita, sólo necesitaremos:

  • 600 gr de harina
  • 300 gr de azúcar glass.
  • 300 gr de manteca (mejor si es de cerdo, pero yo solo la encontré de vaca)
  • canela, limón, cacao en polvo, harina de almendra... para darle el sabor a vuestros mantecados.
  • azúcar glass para decorar.


Lo primero que tenemos que hacer es preparar los ingredientes. El azúcar glass lo hice moliendo azúcar normal, como siempre.


Luego pesamos los 600 gr de harina. Me encanta esta báscula de cocina que me trajo Papá Nöel, ahora puedo hacer las recetas de una forma más precisa .


Y una vez que tenemos ya todos los ingredientes, metemos la manteca en el microondas para que se derrita. Y mientras doramos la harina en una sartén a fuego medio, o en la bandeja del horno removiendo de vez en cuando a unos 150ºC. A este paso hay que dedicarle toda nuestra atención y remover todo el tiempo hasta que la harina amarillee, pero sino tenemos cuidado podemos tostarla demasiado o incluso quemarla.



Mezclamos el azúcar con la manteca derretida y vamos incorporando la harina tostada tamizándola para que no haga grumos.


Cuando tengamos nuestra masa lista, si quereis hacer los mantecados de varios sabores, como es mi caso, parti la masa en varias porciones y a cada porción le añadí un ingrediente, cacao en polvo, canela, limón y coco rallado.

Inmediatamente después hay que meter la masa en la nevera para que adquiera consistencia durante una hora aproximadamente.

Una vez enfriada la masa precalentamos el horno a 180ºC mientras de damos forma a nuestros mantecados. Podemos hacerlo estirando la masa con un rodillo y cortándolos con un cortapastas o sino, yo lo que hice fue ir cogiendo trocitos de masa y les di forma con la mano, para darles un toque más artesano.

Los metemos al horno durante 15-20 minutos dependiendo del grosor de que le hallamos dado, lo importante es que queden doraditos por encima.

Cuando los saquemos los dejamos enfriar sobre la bandeja ya que mientras están calientes pueden deshacerse al tocarlos. Una vez fríos los espolvoreamos con azúcar y ya están listos para comer!!  Todo un éxito!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...