miércoles, 22 de mayo de 2013

Viaje a Lisboa ( historia y generalidades)

Hola de nuevo! Se nota que hoy tengo tiempo para escribir ya que esta es mi segunda entrada. La verdad es que necesito escribir pronto esta entrada. Mi amiga Paula se va a Lisboa este fin de semana y en su honor escribo esto. Así a lo mejor le doy alguna idea para su viaje.

Viajamos a Lisboa hace tres veranos, justo después de volver de Ordesa, así que por otra parte, es el viaje que toca siguiendo el orden en que los hicimos.


Antes de comenzar con las cosas que se pueden ver, creo que importante saber algunas cosas de su historia.



Lisboa es una gran ciudad, muy atractiva ya que ha sabido conservar el encanto de su pasado, aún habiendo progresado mucho con el paso de los años. Es la capital de Portugal, situada junto a la desembocadura del rió Tajo, en el Atlántico.

Esta ubicación estratégica  para el comercio marítimo, atrajo hace 3000 años a los fenicios, y fue invadida luego por griegos, romanos, visigodos, musulmanes...Estos últimos la ocuparon durante casi medio siglo y de este periodo aun se observan sus huellas en las calles de Alfama y el Castillo de San Jorge.

Alfonso I Enriques, primer rey de Portugal, expulsó a los musulmanes y construyó más abajo del castillo una catedral: La Sé, donde fueron llevados los restos de San Vicente (Patrono de la ciudad), que murió luchando contra los musulmanes.

Poco a poco la ciudad se fue ampliando bajo el castillo (la zona de la Baixa), se creó la primera universidad, y cuando fue saqueada por España, decidieron amurallar la ciudad. Poco después la peste negra sacudió Lisboa y desestabilizó su economía.
 
Desde sus costas partieron un sin fin de aventureros en busca de fortunas y nuevas tierras, como por ejemplo Vasco de Gama, que salió de Belém abriendo la ruta hacia las indias bordeando África. La ciudad se convirtió en una gran potencia marítima. Las riquezas acumuladas en estas épocas doradas sirvieron para reconstruir la ciudad, que fue sacudida por terremotos e incendios. Tras el primer terremoto Manuel I construyó la torre de Belém y el monasterio de los Jerónimos y tras el segundo terremoto fue el Marqués de Pombal quien reconstruyó la Baixa, así Lisboa resurgió cada vez y hoy es uno de los principales destinos turísticos de Europa.

 El idioma que se habla en Lisboa es el portugués. Para los españoles es fácil entenderlo si nos hablan despacio, aunque nunca está de más aprender un par de cosas cuando viajamos a un país con otro idioma.

Por Ejemplo:
Muito obrigado o Muito obrigada, si eres mujer: Muchas gracias.
De nada: De nada
Bom dia. Buenos días.
Boa tarde. Buenas tardes.
Boa noite. Buenas noches.
Oi tudo bem? . Hola ¿que tal? , se suele responder "tudo bom", para decir todo bien. O si preguntamos "Oi tudo bom?, respondemos "tudo bem"
Com licença - licença: Permiso - Con permiso
Desculpa - Desculpa-me: Perdón - Perdona
Você pode me ajudar?: ¿Puedes ayudarme?
En Lisboa hay una hora menos que en España, de la misma manera también varía el horario comercial(la mayoría de las tiendas abern a las 9:30, cierran al medio dia y a las 19:00 acaban) y de las comidas (la comida, almoço, se sirve alrededor de las 13horas y la cena, jantar, sobre las 20 horas. debemos respetar estos horarios ya que si nos retrasamos mucho encontraremos los restaurantes cerrados.

Las comidas típicas de Lisboa son el caldo verde , de col y patata.(que lo dan hasta en Mc Donalds),
el cocido a la portuguesa, las migas del Alentejo(una mezcla de carne de cerdo adobada y pan), las feijoadas (guisos de judías blancas o pintas acompañados con matanza.) y el bacalao ( que el pescado típico de Portugal)

Como postres tienen: los confites, que son dulces de naranja, las piñotadas, el arroz con leche, las peras al vino y para mi, el postre por excelencia son "os pasteis de Belem" o "pasteis de nata" o "do segredo". Se trata de una especie de tartaleta hecha de una masa secreta como de hojaldre y rellenos de una crema horneada que se suelen espolvorear de azúcar glass y canela.  El mejor lugar para comprarlos está en Belém,  muy cerquita de Lisboa, allí es donde se fabrican los originales.



Para dormir, la mejor zona para alojarse en Lisboa se extiende por la Avenida da Liberdade ( plaza del Rossio,, plaza del Comercio y plaza del Marqués de Pombal), ya que aquí es donde se encuentra la mayor oferta de diversión y ocio. Nosotros encontramos uno detrás del parque Eduardo VII : Residencial Nazareth, muy barato y sorprendente por dentro, por tener ese encanto antiguo.


La opción más cómoda y rápida para desplazarse es el metro, que esta muy bien diseñado y cuidado. Está considerado como uno de los metros mas limpios y bonitos del mundo. Abre sus puertas a las 6:30 y cierra a la 1:00, algunas estaciones cierran incluso antes.


Sin embargo transportes como el tranvía, además de ser una importante atracción turística, son muy útiles. Hay mas de 50 tranvías distribuidos en 5 rutas. el mas recomendable es el numero 28, ya que te lleva por muchos de los monumentos y miradores, desde el castillo de San Jorge hasta el Barrio Alto, pasando por Alfama, la Baixa... el tranvía 15 nos lleva hasta Belém desde la estación de Cais de Sodre, cerca de la plaza del comercio. Siempre está abarrotado, así que hay que tener cuidado con los carteristas.


Para desplazarnos también hay autobuses y elevadores o funiculares para subir de un barrio a otro ya que Lisboa esta construida entre siete colinas, con lo que algunas de sus calles tienen una pendiente importante. Al que hay que subir obligatoriamente es al de Santa Justa, en la Baixa, construido por un discípulo de Eiffel, de la torre Eiffel en Paris. Tiene una altura de 45 metros, y une la Baixa y el Barrio Alto, dejándonos justo al lado del convento do Carmo, con unas vistas impresionantes de toda la ciudad , yo os lo recomiendo un montón, tanto de día, como de noche. El precio es de 5€ ida y vuelta. la ultima subida es a las 20:45



El fado nace de la frustración y el fatalismo que surge en los arrabales humildes, en los ambientes tabernarios y portuarios de la ciudad que se reflejan en una música melancólica y nostálgica.

El fado canta con tristeza lo que se fue, el imperio perdido, la patria que pudo ser, al hombre que perdió su gloria. Esto no es más que la historia de Lisboa, su alma cicatrizada, tan bien cantada por los grandes poetas Camoens y Pessoa.  La mejor interprete de fados ha sido considerada Amalia Rodrigues
Podéis escuchar fados en las "casas de fado" y lo encontraréis en su versión más pura en los barrios lisboetas de Alfama y Barrio Alto.


Voy a dejaros un video con uno de los fados que mas me gusta a mi.

 






 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...